Página sin nombre
Página sin nombre
Preparando la venida del Papa Francisco

 
En oración y reflexión preparemos nuestra alma y corazón para acoger al Sumo Pontífice.

Comienza la cuenta regresiva. El Papa Francisco visitará Chile –a las ciudades de Santiago, Temuco e Iquique- entre el 15 y el 18 de enero de 2018, es decir, falta poco más de cinco meses para recibirlo.
Con el fin de preparar reflexiva y afectivamente  a cada uno de los creyentes de la diócesis para la visita del Santo Padre a Chile, con conocimiento de sus mensajes y estilo de encabezar la Iglesia Universal, les proponemos algunas acciones que podrán generar un mejor clima de acogida.
Sabemos que muchas parroquias y comunidades están esperanzadas y preparándose para ir a Santiago a alguno de los eventos, que se realizarán; y como revista “Rumbos” los queremos acompañar en este camino a su encuentro.

Primero: Adiós a los “peros”…
“Pero el Papa no visitará la diócesis”, “justo en esa época estaré de vacaciones”, “qué mala fecha, hace tanto calor”. Son algunas de las frases que se han escuchado y que bajan el ánimo para la acogida a Francisco. Digámosles adiós a esos “peros”. Pensemos que hace 30 años no venía un Papa a nuestro país y recordemos lo positiva que fue la visita de Juan Pablo II en 1987. Queremos invitarlos a derribar todo tipo de argumentos que impidan acercarnos con el corazón abierto al Santo Padre. Recordemos todos los mensajes y llamados que ha hecho y que han remecido a la Iglesia. Nos ha dicho que necesitamos “pastores con olor a oveja”,  que no quiero una Iglesia avinagrada, quiero una Iglesia en salida

Acercarse a su palabra
Proponemos realizar una reflexión de cinco minutos en cada una de las reuniones que se lleven a cabo en la iglesia diocesana (departamentos, movimientos apostólicos, colegios, parroquias y otras reparticiones).
Esto implica que antes de comenzar cada reunión se motive una breve reflexión sobre los mensajes que el Papa Francisco ha entregado durante su pontificado. Para ello les queremos entregar algunas frases, que ha pronunciado en distintos contextos, acompañadas de  una pregunta de reflexión.
Para ello se confeccionará un subsidio con 50 frases elegidas, las que podrá encontrar en nuestro sitio web ww.obispadoderancagua.cl. La idea es que todos quienes participen en la iglesia diocesana tengan acceso a este subsidio y que lo usen cada vez que tengan una reunión de más de tres personas, recordando lo que nos ha dicho Jesús en el Evangelio: "Donde hay dos o tres reunidos en mi nombre, yo estoy en medio de ellos" (Mt 18, 15-20). 
De ese modo somos todos protagonistas de la reflexión y  todos tendremos un rol preponderante en difundir y asimilar el mensaje del Papa, que está inspirado en el Evangelio.

Oración
La oración es tan necesaria en nuestra vida espiritual como lo es respirar para nuestra vida del cuerpo. Por ello los invitamos a rezar por la visita del Papa y por su pontificado.
Así como los deportistas se preparan y entrenan para conseguir mejores resultados, el alma tiene capacidades espirituales que pueden estar dormidas por falta de preparación y entrenamiento, entonces, en estos meses que quedan para la llegada de Francisco preparemos nuestra alma.
Si nosotros aprendemos a orar, encontraremos en Dios la respuesta a todas nuestras inquietudes, encontraremos la paz espiritual y nuestro corazón se encontrará lleno de energía para dar amor a los demás.
Con la oración ocurre lo que con la levadura que fermenta la masa o con una antorcha que alumbra una habitación. Así es la oración: ilumina y fermenta toda nuestra vida y nos hace crecer en nuestro interior.

 

Frases del Papa Francisco

Los invitamos a reflexionar brevemente sobre los mensajes que ha entregado al mundo durante su Pontificado con miras a su visita a Chile en enero de 2018.

- “El gran riesgo del mundo actual, con su múltiple y abrumadora oferta de consumo, es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de la conciencia aislada"
¿Puedo servir a Cristo y vivir de modo individualista?

- "Insisto una vez más: Dios no se cansa nunca de perdonar, somos nosotros los que nos cansamos de acudir a su misericordia".
¿Busco el perdón de Dios? ¿Me refugio en su misericordia?

"Hay que vivir con alegría las pequeñas cosas de la vida cotidiana (…) No te prives de pasar un buen día"
¿Siento la alegría del mensaje de Cristo? ¿Cómo lo demuestro?

"Puedo decir que los gozos más bellos y espontáneos que he visto en mi vida son los de personas muy pobres que tienen poco a qué aferrarse"
¿Demuestro mi alegría al vivir cosas simples? ¿Agradezco a Dios cada día por estar vivo?

"Jesucristo también puede romper los esquemas aburridos en los cuales pretendemos encerrarlo y nos sorprende con su constante creatividad divina"
¿Qué mensaje de Cristo me ha llamado a seguir su senda?

"La actividad misionera representa aún hoy día el mayor desafío para la Iglesia y la causa misionera debe ser la primera"
¿Soy portador de la buena nueva de Cristo en mi entorno?

"Es vital que hoy la Iglesia salga a anunciar el Evangelio a todos, en todos los lugares, en todas las ocasiones, sin demoras, sin asco y sin miedo"
¿Soy misionero en mi comunidad?

"Sueño con una opción misionera capaz de transformarlo todo, para que las costumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda estructura eclesial se convierta en un cauce adecuado para la evangelización del mundo actual más que para la autopreservación"
¿Cómo entiendo esta vocación misionera en mi comunidad?

"La Iglesia está llamada a ser siempre la casa abierta del Padre. Uno de los signos concretos de esa apertura es tener templos con las puertas abiertas en todas partes. Que nadie encuentre la frialdad de una puerta cerrada"
¿Abro el templo de mi corazón para acoger a quien lo necesita?

"Pero hay otras puertas que no se deben cerrar. Todos pueden participar de alguna manera en la vida eclesial, todos pueden integrar la comunidad".
¿Me preocupo de conocer a los miembros de mi comunidad para acoger sus diferencias?

“Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades"
¿Qué nos quiere decir el Papa Francisco con esta frase?



Página sin nombre